skip to main| Inicio | Mapa del Sitio | Quejas, Reclamos y Sugerencias | RSS | Versión Móvil
 
INICIO >NOTICIAS RECIENTES
   
 
 


El oficial activo más veterano.

El mayor Humberto Aparicio lleva 60 años en la Policía y aún sigue como director del museo de la institución.

El oficial activo más veterano. temp1
















“Señora Policía, cuánto me debía el destino, que contigo me pagó”. Al mayor Humberto Aparicio Navia, de 81 años, se le saluda de forma militar, se le pide permiso para hablar, entrar a su recinto o retirarse. Así lo enseñaron sus maestros, a quienes achaca su estricta formación en 60 años de servicio.

Impecable en su vestir, no admite errores lingüísticos. “Señorita, léame esta acta bien y despacio”, le decía a su secretaria personal en su oficina. “No se la lleve”, replicó. Nunca firma sin repasar el documento de principio a fin porque eso le costó la salida a un oficial muy importante, que refrendó su propio despido por pereza.

Sus memorias han llenado libros. Su primaria la cursó en Palmira, Valle del Cauca, cuando vivía en la hacienda El Cabuyal.

En la ciudad terminó otros cursos del bachillerato y estuvo interno en una comunidad de frailes franciscanos. “Alcancé a vestir el hábito de corazón de lis, alma de querube, lengua celestial y lenguaje celestial”. Así, entonando, habla todo el tiempo.

Retomemos. Eso fue hasta que se lo llevaron al monasterio San Luis, de Ubaté, un convento con una educación muy severa que hubiera soportado si no fuera por su pasión por los deportes. “Eso de estar prisionero del amor divino no era lo mío. El régimen monacal era sumamente severo”.

Además, una niña de capul y media tobillera lo dejó prendado al bajar al pueblo cuando transportaba a los monjes a hacer sus diligencias. “Ella nunca se enteró. Yo vivía embelesado, vistiendo el hábito de San Francisco. Tenía 14 años”. Finalmente regresó con su familia a Cali.

Fue un teniente de la Policía Departamental del Valle el que le sembró la inquietud de ser policía. Poco tiempo después pertenecía a la institución.

La prueba se la hizo un médico muy conocido, el doctor Jorge Villamil, famoso compositor. “Qué exámenes ni qué nada, seguí”, le dijo su amigo, quien ya conocía sus dotes como deportista. “El 7 de febrero de 1957 ingresé a la Escuela de Cadetes. Le ganaba a todo el mundo en atletismo, natación, equitación, tiro y esgrima. Eso me dio mucho prestigio y la posibilidad de competir en otros países. Me gradué de oficial el 14 de agosto de 1959”.

Siendo oficial de planta instruyó a muchos que después vio de generales. Los generales Rosso José Serrano, Óscar Peláez Carmona o Carlos Rodríguez son algunos de la lista. De hecho, dice que a personajes como Miguel Maza Márquez u Óscar Adolfo Naranjo los tuvo bajo su “disciplina espartana”. El régimen militar se imponía.


Fuente:
COEST - POLICIA NACIONAL DE COLOMBIA


Última modificación: 22 de Noviembre de 2016 00:00 hrs.
por: COEST - Policía Nacional de Colombia
 

©AMERIPOL Avenida 39 No. 8-60 Bogotá,D.C. Colombia Teléfono: (57-1) 315 9230 - Contacto Web Master Contacto

 

COMUNIDAD AMERIPOL - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2011 -